Calendario Web

Calendario Web

domingo de resurrección
Dias Festivos

Domingo De Resurrección

El domingo de resurrección o la Pascua cristiana, es el recuerdo del sacrificio expiatorio de Jesucristo, su muerte en la cruz y la resurrección milagrosa. La Pascua se celebra según el calendario lunar, por lo que no tiene una fecha fija; la festividad cae anualmente entre el 4 de abril y el 7 de mayo.

Durante muchos siglos, la Pascua católica se definió de acuerdo con la Pascua creada en Alejandría. Se basó en el ciclo del Sol de diecinueve años, el día del equinoccio de primavera también se mantuvo sin cambios: el 21 de marzo.

Esto existió hasta el siglo XVI, hasta que el sacerdote Cristóbal Clavius ​​propuso otro calendario para determinar la fecha del domingo de resurrección. El Papa Gregorio XIII lo aprobó, y en 1582 los católicos cambiaron a un nuevo calendario, el gregoriano.

La Iglesia Oriental rechazó la innovación: los cristianos ortodoxos celebran todo como antes, de acuerdo con el calendario juliano.

¿Por Qué Las Fechas Del Domingo De Resurrección Católico Y Ortodoxo Son Diferentes?

Siempre ha habido controversia entre diferentes denominaciones de cristianos y sobre la determinación de la fecha. En el año 325dc, en el Concilio Ecuménico, se decidió celebrar la Pascua el primer domingo después de la luna llena de primavera, pero no antes del equinoccio de primavera (21 de marzo).

En el siglo XVI, la Iglesia Católica cambió al nuevo calendario gregoriano, mientras que los ortodoxos se negaron a reformarse y continuaron viviendo de acuerdo con el calendario juliano.

Desde entonces, la fecha del domingo de resurrección la determinan los católicos según el calendario gregoriano, y los ortodoxos según el calendario juliano. Por lo general, la diferencia entre las fechas de las vacaciones es de 7 a 13 días.

A veces las vacaciones son iguales, como en 2017. Este año, los católicos celebrarán la Pascua casi un mes antes que los ortodoxos, lo que ocurre muy raramente.

Tradiciones Y Costumbres Del Domingo De Resurrección

Las tradiciones de celebrar el domingo de resurrección entre los católicos y los cristianos ortodoxos difieren, aunque en los dos, la fiesta se considera la principal del año. La preparación para la Pascua también es diferente, ya que la Cuaresma no es tan estricta entre los católicos.

Durante la mayor parte del ayuno, a los católicos se les permite comer carne y productos lácteos. El día antes, en las iglesias católicas, celebra un rito de bendición de fuego y agua, y también encienden un cirio de Pascua. Llevan el cirio a casa para protegerlos de la vivienda, se lavan con agua bendita y se lo dan a los niños.

En la noche de sábado a domingo, se enciende una hoguera en el patio de la iglesia, desde la cual el sacerdote enciende una gran vela. Esta es la Pascua, cuyo fuego bendito se considera un símbolo de la luz de Dios. Es con esta antorcha que los creyentes encienden sus velas y las llevan con cuidado a casa.

Los católicos y los cristianos ortodoxos, pintan huevos, que pueden ser reales o también cualquier objeto de forma similar, y los decoran a su gusto.

Otro símbolo del domingo de resurrección católico es el conejito de Pascua. Se cree que es él quien trae huevos y regalos. Por eso, los católicos decoran sus casas con figuritas de un conejo, y se regalan postales con su imagen.

Cuando los niños se despierten por la mañana, deberán encontrar los huevos que ha escondido el conejo.

Algunas Tradiciones Ortodoxas

La Pascua, para los ortodoxos, es la fiesta más importante, esto es natural, ya que toda la esencia del cristianismo radica en la muerte y resurrección de Cristo, en su sacrificio expiatorio por los pecados de toda la humanidad y su gran amor por la gente.

Inmediatamente después de la noche del domingo de resurrección, comienza la Semana Brillante. Días especiales, en los que se realiza el servicio según la carta de Semana Santa.

En las horas de Pascua, se realizan cánticos festivos como «Cristo ha resucitado de entre los muertos, pisoteando la muerte sobre la muerte y dando vida a los que están en el sepulcro».

Las puertas del altar están abiertas toda la semana, como símbolo de una invitación a la celebración de la iglesia principal de todos los asistentes.

En estos días no hay ayuno, los preparativos para el sacramento principal, la Comunión, se debilitan. En cualquier día de la Semana Brillante, un cristiano puede venir al Cáliz.

Muchos creyentes dan testimonio de un estado de oración especial en estos días santos. Cuando el alma se llena de asombrosa alegría llena de gracia.

Incluso se cree que aquellos a quienes se les concedió descansar en los días de Pascua, van al Cielo, sin pasar por las pruebas sagradas.

Las puertas del altar están cerradas, pero los servicios festivos duran hasta la Ascensión, que se celebra el día 40 después del domingo. Hasta ese momento, los ortodoxos se saludan con alegría: «¡Cristo ha resucitado!»

Además, en vísperas de Pascua, tiene lugar el principal milagro del mundo cristiano: el descenso del Fuego Santo sobre el Santo Sepulcro de Jerusalén. Un milagro que muchos han intentado desafiar o estudiar científicamente. Un milagro que infunde en el corazón de cada creyente la esperanza de la salvación y la vida eterna.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *