El calendario azteca es el programa calendárico utilizado por la población azteca hace cientos de años, así como por otros pueblos cercanos del centro de México. Es uno de los calendarios mesoamericanos, que comparten la estructura básica de los calendarios de toda la antigua Mesoamérica.

El calendario azteca consistía en un ciclo de calendario de 365 días llamado xiuhpohualli (recuento de años) y un ciclo ritual de 260 días llamado tonalpohualli (recuento de días). Estos dos ciclos juntos formaron un «siglo» de 52 años, a veces llamado «ronda de calendario». El xiuhpohualli se considera el calendario agrícola, ya que se basa en el sol, y el tonalpohualli se considera el calendario sagrado.

El año calendárico puede haber comenzado en algún momento en el pasado distante con la primera aparición del asterismo de las Pléyades (Tianquiztli) en el este inmediatamente antes de la luz del amanecer. Pero debido a la precesión del eje de la Tierra, perdió el favor de un punto de referencia más constante, como un solsticio o equinoccio. Los primeros cronistas españoles registraron que se celebraba en las proximidades del equinoccio de primavera.

Tonalpohualli

El tonalpohualli (conteo de días) fue el almanaque sagrado de los mexicas. Este calendario azteca fue registrado en el tonalamatl (libro de los días), el cuál era un pedazo de hoja de color verde o un escrito de piel de venado del que un pastor (llamado tonalpouque) arrojaba horóscopos y predicaba días favorables y desfavorables del ciclo.

El año del almanaque constaba de 260 días, a cada uno de los cuales se le asignó una fecha intercalando uno de los 20 signos de días, representados gráficamente con un glifo, y un número del 1 al 13, representado por puntos para que no pudieran transcurrir dos días en el ciclo. confuso. El año del almanaque estaba compuesto por 20 semanas de 13 días, la primera semana comenzaba en 1 cocodrilo y terminaba en 13 cañas. La segunda semana iba de 1 ocelote a 13 muertes y así sucesivamente. Se creía que un dios o diosa presidía cada signo del día.

Xiuhpohualli (Año solar)

Xiuhpohualli es el año azteca (xiuhitl) cuenta (pohualli). Un año solar consta de 360 ​​días nombrados y 5 anónimos (nemontemi). Se ha pensado que estos días extras no son beneficiosos. El año se dividió en 18 períodos de veinte días cada uno, a veces en comparación con el mes juliano. La palabra azteca para luna es metzli, pero se desconoce el nombre que se usó para estos períodos. El calendario maya tiene una programación parecida y el mismo lapso de 20 días que etiquetaron como uinal. A través del uso en español, el período de 20 días del calendario azteca se conoce comúnmente como una veintena.

Cada lapso de 20 días fue llevado a cabo en Cipactli (Cocodrilo) para el cual se realizado un festival. Las dieciocho veintena se enumeran a continuación. Las fechas son de los primeros testigos oculares. Cada uno escribió lo que vieron. La fecha de Bernardino de Sahagin da seguimiento a las indicaciones de Diego Duran por varias décadas. Se piensa que es más reciente a la rendición. Se da a conocer ambos hacen énfasis el hecho de que el inicio del año nuevo nativo se vuelve no uniforme como resultado de la deficiencia de la fuerza que une a Tenochtitlan después de la derrota de los mexicas.